CORONAVIRUS Y EL CONFINAMIENTO DESDE LA PERSPECTIVA DE UNA NIÑA. NIA, 12 AÑOS.

En general, para nosotros los niños es una situación rara e incómoda el estar metidos en nuestra casa sin salir. Ya llevamos casi 6 semanas aquí y se nos empieza a hacer muy largo. El último paseo que hicimos por la playa me parece que fue hace muchísimo tiempo. Me siento como si llevara una eternidad en casa. Me acuerdo del viernes antes del confinamiento cuando nos dijeron que iban a cerrar los colegios e institutos. Al principio estaba contenta, porque ya planificaba cómo estudiar en casa con mi amiga: unos días en mi casa y otros en la suya. Organizarnos bien, estudiar juntas y luego jugar. Si, sabía lo del virus, pero no me daba miedo y parecía que estaba lejos. Pero el lunes ya cambió todo, porque estaba claro que cada uno se tenía que quedar en su casa con su familia y solamente uno de mis padres podía bajar a comprar.  


"El último paseo que hicimos por la playa me parece que fue hace muchísimo tiempo. Me siento como si llevara una eternidad en casa."

Cuando empezó la semana de Semana Santa y ya no nos mandaron deberes, estábamos contentos pero también un poco aburridos. Como mi mamá tenía que trabajar y mi padre estudiar, necesitaban su tiempo para concentrarse. Y mi madre nos dio la idea de escribir sobre nuestros sentimientos y pensar en lo positivo que podíamos sacar del confinamiento para nuestra familia al estar estas semanas juntos en casa. Y lo positivo que se puede ver fuera de nuestra casa; es decir, lo que está pasando en el mundo y los cambios que nos gustaría ver en el futuro. Y así empecé a escribir. Primero tenía pocas ganas, pero poco a poco me han salido más y más cosas que quería apuntar. 


Nia y su hermano Leo jugando juntos en casa

La verdad, es que a veces es complicado estar tanto tiempo juntos aquí en casa,  pero le sacas sus cosas positivas y las quiero compartir con vosotros y sobre todo con otros niños para motivarlos a ver este lado bueno y también a pensar en estas cosas. 


Os lo apunto tal y como me ha salido sobre la marcha:


  • Estamos mas unidos que nunca

  • Hacemos manualidades y juegos de todo tipo

  • Te das cuenta de lo importante que es salir, estar en la naturaleza y andar 

  • Sacas y disfrutas de juegos de mesa que antes estaban guardados.

  • Hablas con amigos que hacía tiempo que no habías hablado

  • Aprendes a organizar tus cosas y tu ritmo del día

  • Valoras el contacto físico y las muestras de cariño

  • Cocinamos todos juntos y probamos recetas nuevas

  • Agradecemos comer juntos y tranquilos

  • Tenemos cada vez más ideas de como hacer deporte en casa y en la terraza

  • Aprendes a usar mejor el ordenador, nuevos programas, más aplicaciones prácticas y cómo estudiar online

  • Bailar y cantar nos da alegría y lo pasamos bien

  • Estamos arreglando cosas en casa e intentamos hacerlo con lo que tenemos aquí, sin comprar nada



"Mi madre nos dio la idea de escribir sobre nuestros sentimientos y pensar en lo positivo que podíamos sacar del confinamiento para nuestra familia al estar estas semanas juntos en casa. Y lo positivo que se puede ver fuera de nuestra casa; es decir, lo que está pasando en el mundo y los cambios que nos gustaría ver en el futuro. Y así empecé a escribir."

Puntos positivos para el mundo:


  • Hay menos contaminación

  • Aparecen animales donde antes no había (delfines en los puertos, tortugas en peligro de extinción etc…)

  • La gente es más solidaria y se ayudan mucho

  • Muchas familias aprovechan para hacer cosas juntas que normalmente antes no podían

  • Terminar cosas pendientes de hacer en las casas

  • Muchos niños aprenden a colaborar en casa y mantener una rutina

  • Muchas personas hacen ejercicios en casa y son creativas con sus ideas

  • La gente lee más

  • Hay mucha oferta online, como visitas virtuales a museos, acceso a libros de bibliotecas, cursos de todo tipo…

  • Los padres juegan más con los hijos y hacen manualidades

  • El sistema de aprendizaje se introdujo muy rápidamente y los profesores han abierto un campo nuevo de enseñanza  

  • Aprender la importancia de comer sano y fortalecer el sistema inmunológico


Cambios que deseamos para el mundo después:


  • La contaminación ha disminuido y queremos que no vuelva a subir nunca a los niveles extremos de antes

  • Que los políticos se hagan fuertes para aprovechar un cambio a lo positivo

  • Preparar mejor el sistema de sanidad y cuidar de los trabajadores 

  • Que la gente valore más las cosas que antes no valoraba y disfrute más de un simple paseo o un baño en el mar

  • Respetar más a los animales y la naturaleza 

  • Usar menos el coche y viajar menos en avión

  • Que la gente de negocios siga con sus conferencias online y no hagan tantos viajes en avión para un día o dos.

  • Más solidaridad y respeto entre todos

  • Apoyar negocios pequeños y producciones locales

  • No comprar ropa en cadena baratas - mejor en mercados de segunda mano, como Wallapop etc. 

  • Seguir organizando tu tiempo para tener momentos divertidos en familia



"¡Salir a la calle va a ser una experiencia nueva, distinta y llena de felicidad! ¡Es genial ver con lo poco que se puede ser feliz! Espero que sea muy pronto."

Es un resumen por mi parte. Nosotros, lo que deseamos cuando termine la cuarentena, es salir a la calle. Ver a nuestros amigos y abuelos. Jugar mucho, correr en la playa y tirarnos al agua. ¡Va a ser una experiencia nueva, distinta y llena de felicidad! ¡Es genial ver con lo poco que se puede ser feliz! Espero que sea muy pronto.



Nia Suardiaz Münzinger

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

AVISO LEGAL

CONTACTO

info@nereide.org

+34 691 61 92 29

¿DÓNDE NOS ENCONTRAMOS

¡SÍGUENOS!

© 2020 Nereide.  

Designed by Cristina Otero Sabio | Akris